<Regresar  

Lenguaje/Language:           

                         

El 15 de Junio de 2012, el Presidente Obama, desde el Jardín de Rosas en Washington, D.C., anunció que ciertos jóvenes serán protegidos de la deportación a través de un programa llamado Acción Diferida. Este memorando se da luego de años de falta de acción del Congreso de Estados Unidos para aprobar el "DREAM ACT" o cualquier otra legislación escrita para proteger a los jóvenes que han entrado a este país por consecuencia de las decisiones de otros, generalmente sus padres. Como parte del programa, los individuos calificados serán elegibles para aplicar para un permiso de trabajo. Si bien es cierto que el programa entró en vigencia en la fecha que fue anunciado por el Presidente, los detalles de como aplicar serán anunciados dentro de 60 días.

A través de la información recogida y analizada por nuestro equipo legal, se debe solicitar con una de las dos agencias para los beneficios del programa de acción diferida. Dependiendo de las circunstancias y de la situación particular de la persona que solicita, se debe aplicar con una de las dos siguientes agencias:
  1. Aplicación Afirmativa (Reservado para las personas que nunca han estado en proceso de deportación): Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.
  2. Aplicación No Afirmativa (Reservado para las personas sujetas a una orden final de deportación o que actualmente tienen un caso pendiente ante la corte de inmigración o corte federal): Inmigración y Control de Aduanas

    Las personas elegibles para la Acción Diferida deben:
  1. Haber entrado a los EE.UU. antes de los 16 años de edad, y
  2. Haber residido continuamente en los Estados Unidos durante un período no inferior a cinco años a partir de 15 de junio 2012, y
  3. Haber estado físicamente presente en los Estados Unidos el 15 de junio de 2012, y
  4. Estar matriculado en la escuela, haberse graduado de la escuela secundaria, haber obtenido su GED, o ser un veterano de la Guardia Costera o las Fuerzas Armadas, y
  5. No haber sido condenado por un delito mayor, un delito menor significativo, múltiples delitos menores, o ser un peligro para la seguridad nacional o pública, y
  6. No tener más de 30 años de edad.

Las personas que cumplan los criterios anteriores también tendrán que pasar por una verificación de antecedentes. Las personas que no estén sujetos a una orden final de deportación deben aplicar en la oficina de Servicio de Ciudadanía e Inmigración y tener 15 años de edad o más.